Centro Médico Hiperbarico Estepona | Orígenes de la cámara hiperbárica
Hoy nos gustaría contaros cuales son los orígenes de la cámara hiperbárica, su historia y como nació esta disiciplina médica.
4749
post-template-default,single,single-post,postid-4749,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-4.0,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Orígenes de la cámara hiperbárica

Hoy nos gustaría contaros cuales son los orígenes de la cámara hiperbárica, su historia y como nació esta disiciplina médica.

Orígenes de la cámara hiperbárica

Os puede sorprender, pero la medicina hiperbárica se remonta a 1662, lo que hace que esta disciplina tenga más de 300 años. Aunque, tal y cómo la conocemos hoy en día, la medicina hiperbárica moderna data de los años 60, por lo que los documentos anteriores son meramente históricos, pero no por ello menos interesantes o relevantes.

Cómo se ha mencionado, los orígenes de la cámara hiperbárica datan del siglo XVI cuando Henshaw, clérigo británico, que era fisiólogo y médico, intuye que el aumento de la presión del aire podría aliviar algunas lesiones agudas, mientras que, según él, las presiones bajas podrían ser útiles en las patologías crónicas.

La primera cámara hiperbárica fue construida por Henshaw, y la llamó “Domicilium”, era a su vez era hiper e hipobárica.

Tras esto, años más tarde, se extienden por Europa los llamados “Baños de aire comprimido“, en los cuales las personas respiraban aire, no oxígeno, pero al incrementar la presión del aire,aumentaban así la presión parcial de oxígeno.

Entre 1837 y 1877 en varias ciudades de Europa, cómo Berlín, Ámsterdam, Bruselas, Londres, Viena y Milán, se abrieron los llamados “Centros Neumáticos” siendo uno de los más reconocidos el fundado por Bertini en Montpelier.

Ya en el siglo XIX, se comenzaron a descubrir los efectos beneficios de la oxigenoterapia. Fue Orville J.Cunninghan, un profesor de anestesia en la Universidad de Kansas, usó la presión parcial elevada de oxígeno para tratar estados hipóxicos, y observó cómo pacientes con problemas cardiacos y alteraciones circulatorias, que se sentían mal viviendo en las montañas, mejoraban a nivel del mar, por lo que consideró que aumentar la presión puede ser beneficioso para estas personas.

Además, gracias a sus estudios, se supo que:

Cunningham consideró que algunos microorganismos anaeróbicos eran responsables de enfermedades como hipertensión, uremia, diabetes y cáncer, y que la terapia con aire comprimido ayudaba a producir la destrucción de estos microorganismos.

Los orígenes de la medicina hiperbárica moderna

Una de las primeras evidencias científicas de la medicina hiperbárica como la conocemos hoy día se remonta a la obra de Paul Bert “La Pression baroméetrique: recherches de physiologie expéerimentale”, publicada en 1878.

Bert fue el primero en proponer la terapia de recompresión con oxígeno, aunque la terapia moderna fue implementada años después.

Y. volviendo a 1960, cuando se considera realmente el origen de la medicina hiperbárica científica, fue cuando fue tratado el primer paciente con gangrena gaseosa en cámara hiperbárica en el hospital de Ámsterdam.

Para cualquier duda sobre la medicina hiperbárica y los tratamientos de oxigenoterapia sólo tenéis que poneros en contacto con los expertos del Centro Hiperbárico de Estepona.