Centro Médico Hiperbarico Estepona | Tratamiento parálisis cerebral Málaga
4649
page-template-default,page,page-id-4649,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-4.0,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

La Parálisis Cerebral

 

La parálisis cerebral es un conjunto de trastornos del desarrollo psicomotor que afecta a la capacidad de una persona para moverse y/o mantener el equilibrio. También se manifiesta con alteraciones cognitivas, sensitivas, así como de comunicación y de trastornos de comportamiento. Se trata de trastornos que aparecen durante los primeros años de vida, pero de carácter no progresivo, lo que quiere decir que no empeora con el tiempo.

 

El motivo más común que origina parálisis cerebral es la falta de suministro sanguíneo al cerebro durante un intervalo de tiempo, debido a inflamación, hemorragias o ictus. En la mayoría de los casos no se puede determinar con certeza, y se puede deber a lesiones en el feto, malformaciones o falta de oxígeno en el cerebro.

 

También se puede originar por lesiones causadas durante el parto o daños en el recién nacido, agravado cuando se trata de bebés prematuros o aquellos que necesitan respiración asistida al nacer durante un período de tiempo. También se puede originar debido a otras causas como meningitis, encefalitis, ahogamiento y otros accidentes.

 

Tipos de parálisis cerebral

 

Existen varios tipos de parálisis cerebral clasificados en función de la parte del cuerpo que se ve afectada, de las estructuras del cerebro dañadas (neuropatología) o de las alteraciones del tono y/o movimiento que predominan (espática, distónica, rígida, etc.)

 

Entre los diferentes tipos, la parálisis cerebral espática es la más común. Las personas que sufren este tipo no tienen la capacidad de controlar los músculos de forma voluntaria, por lo que podrían no poder relajar los músculos o tenerlos rígidos. Se produce normalmente cuando no funcionan correctamente las células nerviosas de la corteza cerebral.

 

La parálisis cerebral que afecta a la capacidad para controlar los músculos es la atetoide o disquinética. Se caracteriza, generalmente, por movimientos involuntarios, descoordinados, lentos y que dificultan la actividad voluntaria. Este tipo es el resultado de que no funcione adecuadamente la parte central del cerebro. También afecta al habla, ya que el descontrol muscular afecta a la respiración, la lengua y las cuerdas vocales. Las características de esta tipología se ven agravadas con la fatiga o las emociones, mientras que en reposo se atenúan y desaparecen con el sueño.

 

La parálisis cerebral atáxica se origina cuando se ha producido un daño en el cerebelo. Las consecuencias afectan al equilibrio y a la coordinación, los cuales se pueden ver dificultados.

 

Por último, en algunos casos se puede hablar de parálisis cerebral mixta, cuando el cerebro presenta lesiones en varias de sus estructuras, lo que resulta en que se manifiesten combinaciones de las características de los diferentes tipos.

 

Investigación y desarrollo

 

El desarrollo del conocimiento sobre los mecanismos de plasticidad cerebral nos hace pensar que el desarrollo neuronal tiene lugar durante toda la vida por lo que es necesario dar importancia los tratamientos especializados para los pacientes con parálisis cerebral. El pronóstico de estos pacientes mejora día a día debido a nuevas herramientas y enfoques terapéuticos.

 

Los tratamientos de los pacientes con parálisis cerebral son variados, ya que aunque no hay cura para este diagnóstico, pueden aportar beneficios y mejorar las vidas de quienes lo sufren. Entre las terapias principales se encuentran la fisioterapia y la terapia ocupacional o del habla, para ayudar a desarrollar las funciones motoras básicas y de la comunicación respectivamente.

 

Recientemente, la aplicación de oxigeno hiperbárico se ha utilizado como terapia asistencial para el tratamiento de esas patologías en combinación con las terapias convencionales. En nuestro centro, nos hemos especializado en la oxigenoterapia hiperbárica neurológica, por lo que nos hemos convertido en un centro de referencia para el tratamiento de estos trastornos. En todos los casos, se debe hacer un exhaustivo análisis previo de cada paciente para determinar la idoneidad de la aplicación de este tratamiento, y una vez valorado, se puede comenzar el tratamiento con oxígeno hiperbárico.

paralisis cerebral